Bienvenidos

Tomás Herrera Seco. Filósofo, comunicador. Trabaja en el desarrollo de un nuevo pensamiento humanista que ayuda a responder a los interrogantes de la sociedad actual, especialmente enfocado a la persona, los grupos, la familia y la empresa.

Sus estudios se especializaron en el campo de las letras; filosofía, psicología, teología y comunicación; y colabora en diferentes países en experiencias sociales que buscan un pensamiento integral del ser humano.

Trabaja dentro del periodismo en sus diferentes facetas: prensa, radio y televisión; imparte seminarios, conferencias y talleres de criterios, visión y actitud sobre el momento de cambio que vive nuestra sociedad de siglo XXI y es miembro de la Sociedad Sonorense de Historia.

Cuenta con cinco libros publicados con su propio esfuerzo, sin editorial, uno de ellos, audio libro. Y trabaja en la actualidad en dos importantes proyectos literarios, una segunda parte de su novela La Memoria de los Naranjos, y un libro controversial con un profundo análisis sobre la verdad y la mentira de la realidad religiosa.

E S A   F A C I L I D A D   “S O L A P A D A”   D E   C O N S E N T I R   Y   C A L L A R

Tomás Herrera Seco
Tomás Herrera Seco

I N G E N U A   N O V I A   L E   D I C E   A  S U   F U T U R A   S U E G R A

Tomás Herrera Seco
Tomás Herrera Seco

E L  “S E R   M U J E R“  N O   E S   U N A   B R O M A

Tomás Herrera Seco
Tomás Herrera Seco

C U A N D O   L A   M A N O   D E   L A   M U J E R   “SIEMPRE ES SANTA”

Tomás Herrera Seco
Tomás Herrera Seco

E L   N U E V O   C I U D A D A N O   D E   N U E S T R A S   C I U D A D E S

Tomás Herrera Seco
Tomás Herrera Seco

E L   P O D E R   D E   L O S   S U E G R O S

Me llega a la oficina una Sra. toda compungida. Quería cotejar conmigo si era o no correcta su toma de decisión frente a un hijo suyo. Me explica:  “Mi hijo X vive casado (con dos niños) en otra ciudad. Acostumbra a visitarnos con relativa frecuencia.  A mi esposo y a mí nos da mucho gusto la visita de los hijos ausentes. Traía maleta. Me sorprendió”.  Lo invite a desayunar. El desayuno se convirtió en el marco apropiado para sus explicaciones.  “Que ya estaba harto de su esposa. Que agarro una maleta. Que dio una patada a la puerta. Que se subió al carro (de la familia supongo). Que quemo gasolina y. Que se presenta en casa de sus padres. -¿Y a dónde vas a vivir, mijito -le pregunto-. –Pues aquí con Uds. -me responde-.  -! Ha nooo. La casa de tus padres no es el escondite apropiado para resolver tus problemas -le dije yo-. -¿Quieres decir -contesto el con ávida rapidez como si ya todo lo tuviese estudiado- Qué me estas  echando d...

ver mas
Libros

El pensamiento de Tomas Herrera se plasma no solo en sus Talleres, Seminarios, Sermones y Conferencias, sino también en sus escritos. Sus cinco publicaciones hasta el día de hoy reflejan los diferentes campos del sentir humano, la poesía, la espiritualidad, la novela y la actitud. En la actualidad trabaja en dos nuevos proyectos que él considera de gran aportación a la literatura. Una segunda parte de la novela La Memoria de los Naranjos, y un libro que nos llevara a un verdadero y entendido análisis sobre la verdad y la mentira de la realidad religiosa.

Artículos

La gama de artículos publicados en diferentes medios, y muchos de ellos, contenidos en esta página, son un excelente instrumento de reflexión y debate. No tengas miedo en compartir tu opinión con el autor, y al mismo tiempo reenviar a tus amigos los temas que se te hacen más interesantes.

E L   P O D E
R   D E   L O S   S U E G R O S

E L   P O D E R   D E   L O S   S U E G R O S

Me llega a la oficina una Sra. toda compungida. Quería cotejar conmigo si era o no correcta su toma de decisión frente a un hijo suyo. Me explica: “Mi hijo X vive casado (con dos niños) en otra ciudad. Acostumbra a visitarnos con relativa frecuencia. A mi esposo y a mí nos da mucho gusto la visita de los hijos ausentes. Traía maleta. Me sorprendió”. Lo invite a desayunar. El desayuno se convirtió en el marco apropiado para sus explicaciones. “Que ya estaba harto de su esposa. Que agarro una maleta. Que dio una p...

L A 
 T R A M P A   D E L   A M O R   M E N T
I R A

L A   T R A M P A   D E L   A M O R   M E N T I R A

Ja,ja,ja,ja,ja… Cuantas veces no hemos escuchado diálogos como este, donde una ingenua novia le dice a su futura suegra y, madre de un hijo vago, desobligado, machista, fiestero, sucio, inmaduro… “ya vera señora, ya vera como yo lo cambio, no se preocupe, está muy enamorado de mí; yo lo voy a cambiar…” Y, la buena, futura suegra, con su expresión facial encantada y feliz, responde sonriente: “sí mujer sí, claro que sí… llévatelo cuanto antes”. Este es, y no otro, el inicio del 80% de los matrimonios ...

M U J E R E S,  ¿Q U E   H I C I E R O N?

M U J E R E S,  ¿Q U E   H I C I E R O N?

Ya lo vimos en el artículo del número anterior de Mujer y Poder: “La Mujer, el Voto y su Conciencia”. Bueno pues, ahora, ha llegado el momento de la “conciencia”… Sí porque el voto de la mujer durara seis años… ¡seis años… dios mío! Si la decisión fue acertada, mereció la pena… ¡que dure, que dure…! Pero ¿y si la decisión fue ligera?... ¡Pobre conciencia! Cargando con una pesada cruz a lo largo de setenta y dos meses, trescientas veinticuatro semanas, dos mil ciento noventa días… seis años....